martes, 3 de febrero de 2009

LA FELICIDAD bajo el prisma científico de los avances e investigaciones sobre la mente humana y la trama psicosocial

La felicidad:

Desde que la media de vida superó los 30 años, en el primer mundo y desde el S. XX hemos pasado de un vivir (evolutivamente entendido)para la supervivencia y procreación a poder aprovechar esa esperanza de vida con 40 años de vida redundante (70-75 años) y con miras a ser/estar felices. Duele pensar que esto quede solo en un area tan restringida de la Aldea Global. Pero ese asunto lo abordaré en otro post. Quiero fijarme ahora en la posibilidad de pensar que nos aporta la ciencia y qué la conciencia a la hora de la busqueda de la felicidad en nuestro entorno inmediato. Y juego con un documental REDES (Eduardo Punset) que se ofrece por un canal de cultura masiva. En este video, proponen unos ingredientes para la felicidad:

Una vida social orientada a lo generoso, a lo cooperativo, a la amistad,
formar parte de algo que vaya más allá de tí mismo

Una relación satisfactoria, amorosa y sexual sana y plena, con buena comunicación y proyectos comunes; encontrar pareja es favorable.

Optimismo y gratitud, saber perdonar, la autoestima y es dejar de lado la envidia y la obsesión por el dinero o el poder.

Un quehacer (de ocio o trabajo) en lo que uno hace mejor, darle tiempo, desarrollarse en faenas, aficciones, estar activos y sumergirnos de lleno
en lo que se nos da bien.

Sentimiento de libertad (responsable)

Tener el dinero suficiente para vivir, pues tanto su exceso como su defecto
nos impedirán lograrnos, ser felices.


Todo depende de la persona, parcialmente somos responsables y sobre esa responsabilidad valdría la pena hacerse protagonista. No dejarse llevar
sino ir elaborando nuestra hoja de ruta, orden de prioridades, tácticas
y estrategias, gestión del tiempo, del tiempo hasta para redirigir nuestras
opciones, estado de flujos que determinan en gran medida una vida lograda
o fustrada.

Ved estos dos videos, tiene para reflexionar. Ahondad. Creo que da para conversar y replantearse la vida.





2ª parte. Ojo al asunto de acoso laboral y otros síntomas que desnudan lo que me parece a mí que son las consecuencias de una política social que contamina la salud mental y física del ser humano. Patologías hay que se derivan de las prácticas neoliberales. La antipsiquiatría ya lo advirtió en los 70. Convendría releer a Foucalult a la luz de los estudios que os adjunto. ¿No mejoraría un cambio radical de los estilos de producción, consumo y convivencia la salud y calidad de vida que posibiliten aspirar a la felicidad?. ¿Deberá ser el trabajo cada vez más alienante y deshumanizador?. ¿quien puede trabajar en lo que le pueda realizar como persona y no sea solo una manera de conseguir el dinero para subsistir?. Esta segunda parte es curiosa. Analicémosla. Y pensemos colectivamente, no solo de manera individualista o tan siquiera individual. Arriesguemos a pensar desde un nos. Y revisemos lo que aquí comentan Eduardo Punset y su invitado.


1 comentario:

Hiletrados Creativos dijo...

Saludos Víctor, gracias por pasar a visitar a mi sitio porque he podido llegar a este -al igual que al de Ana-. Creo que la felicidad absoluta no existe, sino que está compuesta por pequeños goces, "momentos felices". Que hay que aprehender psíquicamente dichos instantes para tenerlos a la vista, por decirlo así. Que mientras mayores sean nuestras expectativas de alcanzar la felicidad, incrementa nuestro riesgo de sentir que la perdemos, y viceversa. El programa de redes que también se ve aquí en México es muy interesante. Creo también firmemente que el verterse hacia otros, el ayudarlos si se quere, nos hace sentir mejor con nosotros mismos, a la par que contribuimos en una labor digna de esfuerzo. Lo mismo que el tener relaciones sanas y plenas con quienes nos rodean. La familia, los amigos y la pareja son pilares que sostienen a la sociedad desde la base más elemental. El tema de la felicidad es muy complejo, pero vale la pena atreverse a reflexionar en torno a ella. El comentario que dejaste en mi sitio me pareció de lo más interesante. Sobretodo en el punto de hacer una contrapropaganda, algo que se oponga a esos modelos de violencia, corrupción, etc. No sería esto ir contra la corriente sino abrir un nuevo cauce, una alternativa. Un abrazo cordial