miércoles, 3 de diciembre de 2008

Alos Benhagali siguiendo una página volada por un parque.

A Sandra Rubio, poeta, artista plástica.
Jerez de la Frontera 1983

.


"Ensordecía, raro, tu dolor en la acera"

Sandra Rubio




Clásica y ambigua, novísima palabra, deshecha en la ruina
y ensamblada con yeso de luz.
Pequeña, no te apresa, no, no
te retiene ni la boca ni ese
papel volado en la hora de otoño.
¿ajada? ¿encendida en sombra?
¿amarilla de dejadez o de relumbre?
Vida, que ese es tu signo en fuga,
existencia consciente de su breve
don, de su posible invisibilidad
prematura cuando yo me vaya con otra palabra,
con una música rota
a confabular nuevamente lo antiguo
y por venir.

Así, poema, niña, cortafuegos del habla,
podríamos seguir y seguir y no
volver a vernos nunca, salvo en
la saliva de los fresnos o en la
madriguera de un otoño, hora de temblar susurrando.
.

2 comentarios:

zeta dijo...

Buen poema.

sandra rubio dijo...

Maravillosamente encantada de verme reflejada así, desahuciada en tus palabras.

En "versos para la muerte" de Javier te dejé mis agradecimientos.

Eres grande, amigo.

Un abrazo.