lunes, 10 de marzo de 2008

Un voto por Eufrosina Cruz Mendoza.

.
Está pasando en Oaxaca, México, donde una cuarta parte de la población es indígena, donde se cambia una niña por una caja de cerveza, las mujeres tienen una media de diez hijos, y deben pedir permiso a sus maridos para ir al médico. Un lugar donde la mujer es discriminada por su sexo, por ser pobre y no tiene derecho al voto.
Cuenta Eufrosina que su padre la atemorizaba de pequeña diciéndole que la daría a un hombre. Eufrosina se cansó y se marchó finalmente a prepararse para cambiar su realidad y la de su sexo. Se presenta a las elecciones en Santa María de Quiegolani, pero se anula la votación por ser mujer.
Aquí puedes saber más de esta historia:
.
.
.
.
.
.
Eufrosina llora. Está llorando ante la cámara.
Llora ante la pantalla del ordenador
(porque en Santa María Quiegolani
hay internet),
Eufrosina está llorando de impotencia,
aunque es valiente y fuerte,
y nada a contracorriente, llora.
Alguien quiere matarla.
La amenazan.
Sus vecinos aún no saben
que la habita un ángel
con sexo de mujer.
Por esas dos razones la amenazan
Ella sabe cual es el camino
parte del candil que ilumina su corazón,
lo mueve la palabra amor.
Por eso irán a por ella los sabuesos del odio
los esbirros de Satán.
¡Despertad mujeres!
Ella es el camino.
Aunque denuncia los hechos
todavía no podéis votarla.
.




6 comentarios:

Viktor Gómez dijo...

Compa, pasaré esto a mi blog también. Es importante.

Un beset,

Viktor

Ana María Espinosa dijo...

Víktor:

Gracias. Lo importante
casi siempre es relegado
por los intereses de algunos.

Esta mujer despierta mi admiración,
mi fe por el género humano
y también mi compasión por el duro camino en que se encuentra.
Personas así son las que realmente
hacen algo positivo por sus congéneres.

Felipe Díaz-Miranda dijo...

Un voto por ella.

Viktor Gómez dijo...

Gracias, Felipe. Siempre ahí,

Tu Viktor

Ana María Espinosa dijo...

Felipe:

Gracias por tu voto.
Es importante manifestar
nuestro apoyo a tanta injusticia.

Leonardo dijo...

si ella es lesbiana no tines por qué hacer poesia por eso... o si lo quieres, hazlo y se clara en eso.