domingo, 19 de agosto de 2007

CAUDALES ESTE SONETO ES PARA TODOS VOSOTROS



Déjame dibujarte suavemente,
acariciar el barro, modelarte,
asirte con mis manos, continuarte
sobre este atardecer, intensamente.

Aquella madrugada adolescente
cielo y tierra gimiendo sin rozarte
sobre la noble espuma y sin besarte,
estallido que rompe como fuente.

De aquel acantilado estremecido
donde olas encrespadas y atrevidas
arrastraron tu cuerpo adormecido.

Yo Siento que mis pasos son pequeños,
fragmentos y enseñanzas no vividas
por atrapar un verso entre mis sueños

Carmen

Cuando las letras guardan dulce armonía entre ellas,
no hay lugar para la monotonía
y compartirlas es reconfortante


Somos portadores de luz y poesía

5 comentarios:

cuchhhi dijo...

vivan los poetas!

Claudia dijo...

Hermoso poema! Me encantó leerte, y quisiera invitarte a que pases por mis blogs...besos
www.laperladejanis.blogspot.com
www.cuentoypunto.blogspot.com
www.otrahijadelalagrima.blogspot.com

Orestes dijo...

Bonito soneto, Cludia que he leido precisamente sobre la mar, mientras el buque se mece sobre olas que hoy casi alcanzan los diez metros, cuando la noche ya está encima y cuando estamos atravesando por delante del golfo de Bengala, camino de Singapur.
Te lo agradezco como si fuera para mi.
Un beso marinero

luis perez dijo...

Hola Sandra, un placer recorrer tu blog y satisfacer mis ojos entre tanta belelza, un abrazo

Sandra Garrido dijo...

Querido Luis, gracias por la visita, esta pagina es de un grupo y el soneto está escrito por Carmen Labertus, mi página personal es Indark
www.sandraggarrido.blogspot.com